Loading...

martes

Mañanas de Chat


El tiempo nos cubre con su manto infinito, el tiempo, sospecho, esta hecho de trozos,retazos de memoria anclada en nuestro espacio intercelular. Asi cubiertos de tanta vida navegamos sin velas por la historia, nuestra historia. Invento de un rayo, esplosión quimera hacedora de risas, llantos, miedos, felicidades, constructora natural de un latir, de una pulsión, lactancia y agonía. Vamos y nos quedamos, porque nuestro roce alimenta al mundo, avído de vida, de energía que tropiece con su mutismo de muerto, con su inercia momificante.
Así, las mañanas tienen eso que les ponemos desde nuestros rincones, un trozo más de historia despegando de una pantalla a otra, de un micrófono a otro, de una señal a otra, y cumpliendo una arácnida muestra de complicidad, nos envolvemos en su red. Conectamos desde un antifaz a otro para producir el gran intento humano, compartir ese hueco, (a veces vacío, otras no) y mostrar sin querer demostrar que le hacemos frente al hastío, la impudicia de atreverse.
Aveces; tecleamos como en un piano que escuchamos, porque elfa puso algo de jazz, otras, apuntamos con nuestro roedor para detener un tiempo que puede ser infinito, porque rompe a dado en la diana, y otras, además, respiramos para digerir ese momento irrepetible cuando las coordenadas se encuentran y se conjuga el misterio del alma repetida en otra vos, otro suspiro, otra risa, sin saber en qué espacio colocar un beso que abarque a una sala de chat.
El tiempo, decía, nos cubre con infinita bondad, y está hecho de trozos.

2 comentarios:

Rosibel Gómez dijo...

Rafo Gómez quiere comunicarse contigo

Rosibel Gómez dijo...

Puedes ubicar a Rafa en su correo electronico r.gomez.cho@gmail.com
Yo soy su compañera y vivimos en Tegucigalpa, Honduras.