Loading...

martes

Plaza del Pi




Estoy mirándote placita del pino, placita del jueves de anticuarios. Parada de mis recuerdos, tienes melodía de palomas, de piernas lentas, miradas nobles. Me reclamas el ocio del sábado limeño, mis calles ambulantes, los puestos de suelo, baratijas de misterio. Veo rostros ansiosos de gente, su hambre y su alegría, la chispa de sus vidas inmediatas. Veo su tiempo de llegada a la ciudad, ese polvo del campo todavía no sacudido por los semáforos descompuestos. El ruido urbano que empieza a instalarse en su ritmo andino. ¿Por qué llegaste a este cemento?, has perdido tu techo de estrellas, tus paredes de montañas, tu suelo escarchado. La casíta que te conozco asesina todos tus recuerdos. Sin embargo, aquí te veo placita barcelonesa, callecíta limeña, ambulante de sueños, de silencios. Parada de jueves, anticuarios obreros, reclamo de mi olvido.